home-office-setup

Trabajar en remoto: Un gran privilegio y una gran responsabilidad

Por Natalia García Herrera

Apasionada por el mundo de la tecnología, amante del aprendizaje autodidacta y una fan de la mejora continua ⚒️. Pasó 6 años trabajando para empresas tradicionales, pero decidió saltar al mundo de la tecnología y darle un nuevo rumbo a su carrera 🔄

En el año 2017 conocí a una pareja de esposos, que se dedicaban al marketing de afiliados. Ellos habían aprendido el arte de vender por internet y viajaban por el mundo trabajando gracias a la libertad que dicha actividad les brindaba. En ese entonces yo trabajaba en una oficina y no podía creer que esto existiera. Estaba acostumbrada a lo tradicional, a los horarios, a los protocolos y a la vida promedio del trabajador de oficina 👔

💡 Fue en ese año, que me di cuenta de las inmensas posibilidades que el mundo del internet brindaba. Entendí que se podía trabajar de forma remota, haciendo negocios o también teniendo una carrera en el sector de la tecnología. Pero era demasiado pronto para mi, no estaba preparada para tomar un nuevo rumbo, me daba miedo y no sabia exactamente que hacer o por donde empezar 🤷🏻‍♀️

En el año 2018, empece a tener trabajos un poco más flexibles en espacio y tiempo; pues no tenían que ver con áreas tan administrativas. Luego llego la pandemia y ahí fue que descubrí los grandes retos y beneficios del teletrabajo y del trabajo remoto 😳

😱 De repente todos teníamos que estar encerrados en casa y procurar desarrollar nuestras actividades laborales desde allí. Era algo con lo que yo soñaba pero fue un cambio abrupto. No estaba habituada a tener que estar todo el día en mi casa trabajando, venia de un modelo de trabajo hibrido en el que iba a la oficina 3 días a la semana. De repente ese sueño se empezó a tornar un poco turbio, ya que me di cuenta que tenia que hacer una serie de cambios si quería conservar mi paz mental y ser buena en mi trabajo 😎

Los primeros meses trabajando desde casa, fueron un gran reto para mí. No tenia ganas de levantarme, ni de bañarme temprano, ni de ponerme ropa decente, ni de prender la cámara. Creo que en realidad no entendía que ahora tenia que separar mi casa en 2: mi espacio de trabajo y mi espacio para vivir 🤣  Poco a poco tuve que darme cuenta, que necesitaba orden y un escritorio mas grande y dotado 👩🏻‍💻

Empece por mandar a hacer mi escritorio, con medidas personalizadas para que no me dolieran los brazos. El que tenia era muy pequeño y no era suficiente para trabajar en el 8 horas. Después tuve que comprar una silla con un espaldar decente para no maltratar mi espalda y también adquirí accesorios para mi computador portátil: mouse, teclado y un soporte elevador de la pantalla para no quedar mirando hacia abajo 😅

🧭  Tuve que establecer rutinas: acostarme y levantarme temprano, arreglarme desde la mañana para trabajar y respetar mis horarios de trabajo y de vida personal. También tuve que hablar con mi familia para que entendieran, que a pesar de estar todo el día en casa ESTOY TRABAJANDO y necesito privacidad.

Fue todo un reto, pero lo logre!!… Desde el 2020 no piso una oficina, ahora puedo trabajar desde mi casa o desde el lugar que yo quiera siempre y cuando haya una buena conexión a internet 👩🏻‍💻  Me enamoré tanto del trabajo remoto que no estaba dispuesta a renunciar a el. En el 2021 empece a capacitarme en habilidades para trabajar en la industria tecnológica y en el 2022 conseguí mi primer trabajo 100% remoto. Menos mal ya venia preparándome para esto 🤩

Ser dueño de tu espacio y de tu tiempo, supone una GRAN ventaja pero también una GRAN responsabilidad. La verdad me siento muy feliz, conforme y privilegiada porque gracias a esta posibilidad siento que tengo una mejor calidad de vida. Y estaré agradecida infinitamente por todo lo bueno que me ha traído el trabajo remoto.

💡 Para finalizar, les dejo algunas reflexiones PERSONAles sobre el trabajo remoto:

🥱 Ya no recuerdo cuando fue la última vez que madrugué porque, TENÍA que ir a una oficina a trabajar.

⏳ Ya no recuerdo cuando fue la última vez que salí de mi casa sin desayunar, porque iba a llegar TARDE al trabajo.

🥸 Ya no recuerdo lo que es tener que DISFRAZARME y vestirme de formas que no me gustan, sólo por cumplir un “protocolo” empresarial.

🛵 Ya no recuerdo cuando fue la última vez que salí a manejar una moto, corriendo PELIGRO en el tráfico y TEMIENDO las inclemencias del clima.

🍽 Ya no recuerdo lo que es tener que almorzar a una hora DETERMINADA, porque así te lo indican y simplemente es algo que no se puede cambiar.

😮 Ya no recuerdo lo que es esperar con ansias la hora de SALIDA, y ponerme triste porque llegaba el domingo, y nuevamente tendría que repetir la misma rutina.

🤨 Definitivamente no soy una persona que pueda seguir una rutina determinada durante MUCHOS años, siento que para mí el trabajar remoto ha sido una salvación y estoy eternamente agradecida por todo los beneficios que me ha brindado.

💕 Amo la flexibilidad, amo poder estar con mi familia, amo no tener que correr para llegar a un lugar físico, amo poder comer a la hora que yo quiera, amo poder estar con mis gatos, amo poder elegir mi espacio de trabajo, amo poder elegir la forma en que me visto, amo la tranquilidad de tener un espacio de trabajo seguro y en el que me siento completamente bien.

💫 Hay cosas que parecen banales, pero en realidad le cambian la vida a algunas personas. Siempre quise tener flexibilidad para trabajar tanto en tiempo como en espacio, hoy en día vivo este sueño y me siento inmensamente agradecida por toda la paz que esto trae a mi vida.

👏 Recuerda que las decisiones que estás tomando hoy, están construyendo tu futuro y lo que quieres vivir en los próximos años.

Etiquetas: Sin etiquetas

2 respuestas

Dejanos tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *